INTRODUCCIÓN

 

 

 

“FILOSOFÍA”

 

TRAS LA PRESENTE REFORMA

 

DE LOS REGLAMENTOS INTERNOS

 

 

 

Para comprender el contenido y carácter del presente borrador, es necesario considerar el trasfondo y la intención del trabajo, por ejemplo, su origen y evolución, sus objetivos y su forma, entre otros. Hay que tomar en cuenta algunos elementos básicos, las líneas generales y varios pormenores del Porqué y del Cómo de esta revisión, o mejor: reforma, de los Reglamentos Internos.

Al trabajar sobre el tema y conversar sobre algunos asuntos contingentes, el comité de revisión (Grupo de los Diez “G10”), persiguiendo como único fin un mejor funcionamiento de la Iglesia Evangélica UCB, ha desarrollado paulatinamente una cierta “filosofía” del trabajo encomendado, la cual tratamos de desarrollar y explicar brevemente a continuación.

 

Cabe advertir que la presente propuesta de reforma de los Reglamentos Internos es sólo un borrador en evolución (contiene el trabajo hecho hasta septiembre 2008); todavía faltan muchos aspectos, incluso secciones enteras, y otras posiblemente van a sufrir modificaciones. No se trata en ninguna manera de un trabajo acabado ni ha sido aprobado todavía su contenido. Es una primera propuesta, abierta a críticas constructivas y propuestas nuevas. A futuro, mientras se continúa con los trabajos de la reforma, se espera poder incluir eventuales enmiendas y asuntos pendientes de parte de todas las iglesias locales, a través de los distritos, departamentos y demás estamentos de la UCB.

 

Origen e inicio del trabajo

 

En la Convención del 2007 se plantearon las siguientes preguntas para la UCB: ¿Quiénes somos? y ¿Para qué estamos?.

Producto del análisis en grupos y conclusiones de los asistentes a estas preguntas se planteó la necesidad de revisar los reglamentos internos y adecuarlos a las necesidades actuales, además de fijar la base de nuestra Corporación por la cual regirnos de forma permanente.

Viendo la complejidad del tema, la Convención concluyó tomando la resolución de que se formase un comité de diez hermanos de todos los distritos, con el propósito de revisar los reglamentos internos, trabajando en particular sobre la base de cuatro puntos:

Evaluar la necesidad y posibilidad…:

     1.-… de integrar a los Presidentes de los Distritos en la Junta Ejecutiva, con el fin de:

          - asegurar una mejor representación de los Distritos en la dirección de la UCB

          - optimizar la comunicación entre Junta Ejecutiva y las iglesias locales

          - mejorar la aplicación y ejecución de los acuerdos tomados en la Junta Ejecutiva.

     2.-… de tener al presidente de la Junta Ejecutiva trabajando a tiempo completo, para que éste    pudiese:

          - dedicarse mejor a los asuntos de la administración y dirección de la UCB y

          - reaccionar en forma más rápida y eficiente frente a los asuntos de contingencia y a otros desafíos puntuales.

     3.-… de incrementar la influencia y autoridad de los Distritos en la dirección de la UCB.

     4.-… de formar un Comité de disciplina nacional ya que el estatuto legal lo contempla.

 

Desarrollo del trabajo y surgimiento de su “filosofía”

 

Buscando la mejor forma de revisar los Reglamentos Internos en base al encargo hecho por la Convención (véase los cuatro puntos mencionados), como grupo nos dimos cuenta de ciertas deficiencias del Reglamento vigente:

1.- Es anticuado: A pesar de haber sido objeto de revisiones y actualizaciones en el pasado, el contenido del Reglamento no logra satisfacer por completo, sobre todo cuando se considera los requerimientos y desafíos de la situación actual de la IEUCB.

2.- Es confuso: Temas que deben estar juntos, no son presentados en forma lógica y continua, sino se encuentran dispersos por todo el texto. Debido a fallas en el escanéo computacional del texto de la actual edición, la presentación de algunos puntos y subpuntos resultó deficiente, causando confusión.

3. Es impreciso: Muchas formulaciones del texto resultan poco claras y pueden provocar malentendidos y hasta contradicciones.

4.- Es fragmentario: Existe una gran cantidad de lagunas en el texto, es decir, no se abordan temas importantes o éstos son tratados en forma parcial solamente.

 

Estas observaciones nos condujeron a realizar una reestructuración completa del Reglamento que merece el nombre “REFORMA”, en vez de “Revisión” solamente; con la siguiente metodología:

1.- Crear un bosquejo nuevo, con orden lógico y de estructura sistemática, tratando de complementar temas y aspectos faltantes.

2.- Definir objetivos y conceptos del ministerio en toda área de la Iglesia Evangélica UCB, para obtener y promover una identidad compartida y una mayor unificación entre las iglesias y en general, entre todos los diferentes estamentos de la Iglesia Evangélica UCB.

3.- Emplear términos, títulos y denominaciones adecuadas que reflejan más claramente la real función de los diferentes ministerios, instituciones y cargos, elaborando y añadiendo una lista de Glosario y Abreviaturas.

 

Objetivo global

 

Ante ese desafío radical, se veía la imperante necesidad de reflexionar sobre los fundamentos generales y esenciales de nuestra Iglesia Evangélica UCB.

Las preguntas que se suscitaban en la Convención sobre la razón de ser de la IEUCB (¿quiénes somos, y para qué existimos?), fueron discutidas ampliamente y nos impulsaron a “partir de cero” y “pensar en grande”: ¿Cuál es el ideal de la existencia de la IEUCB? Tomando en serio el principio neotestamentario de la autonomía de la iglesia local, ¿por qué razón o propósito nos unimos (puesto que somos una UNION de diferentes centros bíblicos extendidos en todo Chile)? ¿Qué es lo que nos motiva para formar esta UNION, qué nos une, y con qué objeto? Y en consecuencia, ¿cómo debe funcionar la IEUCB para que este objetivo se concrete efectivamente y se cumpla con él como corresponde?

 

Así nació la definición y formulación de los propósitos generales de la IEUCB que fue redactada cuidadosamente (véase “Declaración de Propósito”).

Todas las iglesias, y los demás estamentos de la IEUCB tienen que servir enteramente para cumplir con el objetivo global de su existencia y para acercarse a la meta que la Santa Escritura demanda de nosotros. También la dirección y administración de la IEUCB ha de tener el carácter de servicio en pro del cumplimiento fiel del objetivo global y con los propósitos particulares que se derivan de él.

Para optimizar el funcionamiento en ese sentido, nuestro grupo G10, al emprender la reforma de los Reglamentos Internos, y buscando la dirección del Señor, se ha dejado guiar por las siguientes ideas fundamentales y motivos:

 

Pautas primordiales

 

     1.- Alivianar la labor de Junta Ejecutiva (“Directorio Coordinador Nacional”), descentralizando su trabajo, para que ésta no sea sobrecargada con responsabilidades sino para que se mejoren sus gestiones.

Además, así se evita el peligro de una posible concentración de poder. De ahí nacen las ideas de:

a.- Delegar y transferir más autoridad y responsabilidad a los distritos a través de la delegación de funciones e involucrándolos más en la dirección de la IEUCB. Con este motivo se propone formar un “Consejo Superior de Distritos”.

b.- Crear otras nuevas instituciones (“estamentos”) como por ejemplo: El “Juzgado Eclesiástico Nacional” que se encargue del tema de la resolución de conflictos y de la disciplina, la “Contraloría Interna Nacional”, que garantiza el buen funcionamiento y control de las finanzas, y el “Comité de Construcciones” que apoya la gestión de la Junta Ejecutiva en esa área. Puesto que es la Convención la que formará algunos de estos nuevos estamentos, ella por su parte tendrá mayor participación.

     2.- Unificar conceptos sobre el ministerio en y por las iglesias locales a través de claras definiciones y orientaciones, para que cada miembro y cada iglesia local se identifique con lo que nos caracteriza como IEUCB.

     3.- Dar más claridad sobre cargos, funciones y prácticas en todas las áreas de la IEUCB, describiendo los procedimientos en forma más concreta y con más detalle.

     4.- Mejorar las gestiones de todas las instituciones (“estamentos”) a través de una eficiente organización, con el fin de hacer más efectivo su trabajo.

     5.- Crear un ambiente de transparencia y confianza por medio de lineamientos claros y precisos, conocidos por todos, por ejemplo, en el área de disciplina o de finanzas y propiedades. Un reglamento claro y explícito evita que susciten sospechas y rumores sin fundamento.

 

El contenido del Reglamento Interno reformado, elaborado en base de estas pautas primordiales, a la vez implican las respuestas respectivas a las cuatro tareas que nos encomendó la Convención Nacional.

 

Cabe señalar también, que como grupo estamos conscientes de que puede haber contrasentidos entre el nuevo Reglamento Interno y los Estatutos Legales vigentes. No obstante al haber tratado de ajustarnos al máximo a los Estatutos Legales, no se ha podido evitar que en algún momento sea necesaria una armonización entre ambos, siguiendo el consejo de abogados.

 

Presentación oficial del trabajo y sus propuestas

 

Este trabajo, que por las razones dadas contempla una Reforma al Reglamento más que una simple revisión, fue presentado por el Presidente del Comité en la Sesión Oficial de Convención 2008, y allí fue esta misma quién ratificó en su labor al Comité y dio la autorización para continuar con la Reforma en el mismo sentido.

El Grupo contempló desde sus inicios a un número de diez hermanos que representaban a todos los Distritos UCB en Chile. Fue la Convención de 2008 que permitió renovar a cinco de sus integrantes, velando por mantener la representatividad de los Distrito UCB.

 

En todo buscamos, y la IEUCB para esto existe y vive, la gloria de nuestro Dios.

 

 

 

Comité de Revisión Reglamentos (“G-10”)

Septiembre de 2008